Tocar música en la adolescencia puede reforzar habilidades cognitivas fundamentales para el éxito académico

Maribel Mendoza

Fundadora de Euterpe Academia de Música y entusiasta promotora de la educación artística y musical. Egresada de la carrera de Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Tiene a su cargo la coordinación de cursos y talleres, así como la organización de los conciertos y recitales.

22 junio, 2016

Aprender a tocar un instrumento musical, e interpretar música con él, aunque no se comience hasta bien entrada la adolescencia, podría ayudar a mejorar habilidades que son esenciales para el éxito académico, según sugiere una nueva investigación. Los resultados de esta indican que la educación musical ayuda a mejorar las respuestas del cerebro del adolescente ante el sonido y agudiza la audición y las habilidades lingüísticas.

Los beneficios se vieron con las clases de música en grupo incluidas en el programa de escuelas, lo que sugiere que el aprendizaje musical que se obtiene en ellas es capaz de acelerar el neurodesarrollo.

“Aunque aprender a tocar música no aporta habilidades que a primera vista parezcan pertinentes para la mayoría de las carreras, los resultados sugieren que la música podría promover lo que los educadores llaman “aprender a aprender”, enfatiza Nina Kraus, especializada en neurociencia auditiva, y profesora en la Universidad del Noroeste en Evanston, Illinois, Estados Unidos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interesa leer…